Mundus Canis

1998
Percusión
Guitarra

Pensando en la composición de una pequeña danza para guitarra sola para David Starobin, tuve la idea de hacer un homenaje musical a los diferentes perros de mi vida. Me parecía que la especie felina ha sido desproporcionadamente memorizada en música y quizé ayudar a dar mas peso al otro lado de la balanza.

Y así, la pieza para guitarra sola se metamorfó en un pequeña suite de 5 humorescas caninas, cada una siendo un retrato y estudio de la personalidad de cada uno de los perros de la familia Crumb. Siempre he sabido que los perros así como sus bípedos dueños, tienen diversas personalidades. La adición de un percusionista, que da un color instrumental específico para cada pieza, me ayudó a delinear cada personalidad canina.

“Tammy”, una dachshund (perro salchicha) café, de pelo corto, y el primer perro de nuestra familia, exhibía cualidades de lo noble a lo caprichoso. Su pieza incribre “elegante y un poco libre” y el componente percusivo es un par de maracas. La música termina con movimientos de aceleramiento que representan su lado mas jugetón. Las ambiguedades de su alma canina estan ilustradas con un estilo “rubato” de expresión y los diferentes registros contrastantes utilizados.

“Fritzi” marca “furioso” en la partitura, que expresa el espiritú impetuoso e incorreglible de este dachshund (perro salchicha) café, de una disposición que adoraba a pesar de su rebeldía y fuertes travesuras. El percusionista toca un tambor de membrana y la guitarra está escrita en un estilo virtuoso y contiene pizzicatos percusivos así como golpes de nudillo en el cuerpo de la guitarra.

“Heidel” (lo obtuve en una visita a Heidelberg, Alemania) fué nuestra primera perra del mismo especimen (perro salchicha) de pelo largo, de un color café fuerte, que exhibía una disposición filosófica y profundas confusiones de personalidad. Sus movimientos perezosos y su reservada y secreta tradición, se representan en la partitura con la indicación “lánguido (abatido-cansado), un poco misterioso”. El estilo de la guitarra es colorado por el “slider” y el “bending”. El percusionista toca dos “tam-tams”, el más pequeño se unde en un recipiente de agua para producir un “gong” de agua con un efecto de “glissando”.

“Emma-Jean” era una miniatura negra dachschund (perro salchicha) femenina de una naturaleza definitivamente coqueta. Hay cambios abruptos de velocidad y modos, la fina articulación de los gestos ritmicos transmiten el sentido de propiedad y arqueadura de esta veloz miniatura. La linea de la guitarra está punteada por claves y ocasionales golpes suaves en un cimbal.

El ultimo personaje presentado en nuestro quinteto de perros es “Yoda” que fué rescatado de una perrera de Nueva York por mi hija Ann. Es un animal blanco y peludo de raza mixta (en el que predomina el Bichón frisé) de un temperamento mercurial. El tempo de la pieza de Yoda es “prestissimo possible and scurrying” (lo más rápido posible y corriendo), los pasajes correteados de la guitarra están complementados por los sonidos del güiro y las castañuelas. Pero en un instante todo ha pasado y todo se disculpa, Yoda salta en mi regazo!

George Crumb