Stroppa, Marco

Italia
1959

Marco Stroppa estudió piano, dirección de coro, composición con Azio Corghi y música electrónica (Alvise Vidolin) en los Conservatorios de Verona, Milan y Venecia.

Entre los años 1980 y 1983, colaboró con el «Centro di Sonologia Computazionale» de la Universidad de Padua. En los años 1984 y el 1986, obtuvo una beca de estudio de la Fundación Fullbright gracias a la que profundizó su estudio de la música electrónica, informática, inteligencia artificial y psicología cognitiva, en el Laboratorio de Medios del MIT («Massachusetts Institute of Technology»), junto con Barry Vercoe (desarrollador de Csound).

Marco Stroppa ha sido invitado por Pierre Boulez a colaborar en el gabinete de investigación del IRCAM de París, en el que ha desempeñado, en 1987 y 1990, el puesto de Director del Departamento de Investigación Musical.

Además, ha instituido (1987) y dirigido durante trece años el «Curso de composición» y el Laboratorio de música informática en el «International Bartók Festival» en Hungría. A su vez, desde enero de 1999, Stroppa ha enseñado Composición en el Conservatorio Superior de París donde ocupó la plaza vacante dejada por Gérard Grisey. Actualmente imparte clases en la Musikhochschule de Stuttgart, en Alemania donde fue nombrado Profesor de Composición en la Musikhochschule de Stuttgart (Alemania), sucediendo a Helmut Lachenmann.

Si las primeras obras de Stroppa (como Metabolai (1982) y Traiettorie (1984)) privilegiaban, incluso en los títulos, una dimensión técnica y abstracta, debido a la búsqueda de un lenguaje personal. En los años siguientes, obras como Upon a blade of grass (1996), Hommage à Gy. K. (2004), Opus nainileven (2004), I will not kiss your f.ing flag (2005), por citar algunas, muestran una atención humanista que revaloriza formas di impegno poetica y sociale.

Musicalmente "bilingüe" por formación, en la utilización de instrumentos acústicos, Stroppa afianza, en su obra, la exploración de la posibilidad abierta por la electrónica, como la espacialización del sonido. En este sentido, se revelan particularmente significativas obras como Spirali (1988) para cuarteto de cuerdas "proyectado" en el espacio, con el que Stroppa se propone "dinamizar la escucha frontal tradicional", y Miniature estrose (1991- ), un ciclo de piezas pianisticas de variado carácter y duración, construidos en torno a pequeños núcleos sonoros y estructurales recurrentes, que confieren a la colección una estructura reticular.

Obras