Pesson, Gérard

Francia
1958

Después de estudiar literatura y musicología en la Sorbona, estudia con Betsy Jolas e Ivo Malec en el Conservatorio Nacional Superior de Música de París, donde obtiene los primeros premios en análisis y composición En 1986, fundó la revista « Entretemps » de música contemporánea. Ese mismo año, inició como productor en France Musique.

Primer premio del « Studium en Toulouse » en 1986 con « Les Chants Faëz », es laureado en «Opéra autrement» con « Beau Soir » estrenada en versión concierto en el Festival d'Avignon de 1989, y luego en versión escénica en el « Festival Musica » en 1990. Después de escribir obras de música de cámara y obras orquestales, se dedicó principalemente desde 1988 a la escena musical. Fué pensionario de la Villa Medicis desde octubre de 1990 hasta abril de 1992. Sus obras se han interpretado tanto en Francia como en el extranjero por diversos ensembles como : Espace-Musique, Ensemble Fa, Intinéraire, 2E2M, Ensemble Modern, Alter Egoy Ensemble Intercontemporain, entre otros.

Las obras de Gérard Pesson forman una constelación que destellan un color singularmente reconocible. Su mundo parece ser creado de una crítica atención que se ofrece a la música que le precedió, y cuyas diferencias se examinan con un estricto control: no se encuentran restos dentro su arte, ni de una mecánica retórica, ni de un discurso de conveniencia, ni de la ira sin límites, este arte seguramente se encuentra en la tradición francesa, que en su ideal de medición y refinamiento. Entendemos que esta música, profundamente literaria, gusta rodearse de textos, explícitos o no, y puede actualemente centrarse más claramente hacia la escena.

El trabajo de Gérard Pesson nos muestra el valor de la presencia del sonido (« Le Gel, par jeu » muestra la trayectoria de un solo aliento), que explora los matices más pequeños en extrema fragilidad. Es así que se forma un universo microscópico y paradójico en el que cada sonido, rodeado de silencio, parece brillar más, y donde todo está al borde de la desaparición, dónde un fieltro tejido se desgarra con estridencia irónica. Todo está organizado para hablarnos de la música en sí, silencio que amenaza a cada sonido, que sin queja aparece para luchar contra los augurios, o solo hace más que reflejar el éco de una música ya ausente.

Gérard Pesson es profesor de composición en el Conservatorio Superior de París.